Soy un ser curioso. Amante de la lectura, observadora de mí misma y de lo que me rodea, buscadora de la esencialidad del ser, autodidacta e investigadora en educación, desarrollo integral del ser humano, sexualidad, espiritualidad, maternidad-paternidad, empoderamiento femenino, medicina china, bioenergética y consciencia. Estudié Pedagogía en la UNED y estuve implicada en  movimientos de renovación pedagógica.

Formada en Bioenergética transpersonal con Ferran Pascual y Esther Ballber  www.conscientia.es

Certificación en Acupuntura Práctica por Escuela Española de Tao Yin.

Nivel I y II Esencias áureas de Flores del Mediterráneo. Pedro López Clemente.

Formación de Doulas Centro Nagual. 2012-2013. Con Virginia Ruipérez, nutricionista especializada en alimentación para la fertilidad, durante el embarazo y la lactancia; Juan González Simonneau, psicólogo, pedagogo y hervero; Elena Sanz Artero, fisioterapeuta experta en suelo pélvico;  Juanjo Juanas, Matrona; Jillian Cassidy, que dirige la Agrupación Umamanita de apoyo a la muerte perinatal; Mariano Alameda, identidad y psicogenealogía; Evania Reichert, Infancia Edad Sagrada;  Saúl Martínez Calvo, masaje craneo-sacral;  Mercé Simón, Masaje Infantil; Emilio Santos Leal, ginecólogo y psiquiatra;  Michel Odent, médico obstetra y defensor del parto fisiológico;  Mónica Delgado, pediatra, neonatóloga y homeópata; Carmela Baeza, lactancia; Paca Muñoz, el trabajo práctico de la Doula .

Mi experiencia profesional está casi en su totalidad en el ámbito de la educación.

Desde Enero 2011 hasta la actualidad desarrollo mi actividad profesional en el ámbito terapéutico, facilitando grupos de Bioenergética Transpersonal en diferentes espacios de Madrid.    He guiado Círculos de Mujeres  y grupos de bioenergética específicos para estructura femenina.  También hago consulta individual.  En cierto modo esta labor es muy parecida a la de Doula, acompañando en procesos de cambio, donde se ayuda a las personas a traer luz y consciencia a su vida.

El arte del Douleo no es un hacer, sino Ser, Ser Doula, que no requiere de técnicas sino de estar presente, de generar espacios,  saber escuchar, de acompañar en cualquier decisión que tomen los padres-madres.

»

  1. Me parece normal que te intereses por el campo de la maternidad, el embarazo, el parto…. es algo apasionante. Pero por favor, zapatero a tus zapatos. La matrona es ese profesional, el que esta a lado de la mujer y le acompaña durante esa etapa de su vida. Una matrona estudia enfermería durante 3 años, y tras pasar un durísimo examen, se forma durante un período de dos años más para alcanzar la especialidad. Con un cursillo de “doula” (palabra que no aparece ni el diccionario de la RAE) ¿te crees con la capacidad de poder acompañar en “cualquier decisión que tomen los padres”? ¿En base a qué? ¿Sabes reconocer cuando todo esta bien de cuando algo se desvía de la normalidad? ¡Vale ya de intrusismo por favor!
    Y a las mujeres que estén leyendo esto, y han llegado hasta aquí buscando a un profesional que les acompañe en ese momento tan importante con su experiencia y criterio profesional, dejad de buscar aqui, y buscad a vuestra matrona, estará encantada de escucharos y apoyaros!

    • Gracias Laura por tu reflexión. Has dado en el punto clave de la controversia que existe con las Doulas. Es un tema candente, últimamente hay muchas parejas-familias que recurren a los servicios de las Doulas y algunas matronas sienten que se está dando intrusismo.

      Realmente, a nivel práctico, no lo hay, pues la Doula no hace las labores de matrona, no hace un seguimiento médico, ni mide, ni pesa, ni hace tactos, no hace nada que tenga que ver con lo médico. El sostén de la Doula es emocional y psicológico, favorece que el embarazo, el parto y la crianza se vivan desde la conciencia, es una figura muy importante en la humanización del nacimiento,

      En Estados Unidos, por ejemplo, las Doulas ejercen como tal desde los años 60. Actualmente es una figura acreditada y reconocida a todos los niveles. En Inglaterra existe el grupo “Doula UK”, que prepara doulas y trabaja conjuntamente con comadronas para establecer códigos de conducta y procedimientos. En Holanda, Bélgica o Alemania las doulas también tienen una posición reconocida y normalizada y a menudo su coste es asumido o retornado por la asistencia social sanitaria. ¿Qué sucede en España?

      La formación de las Doulas aún no está acreditada en España, cierto, pero eso no significa que no estemos formadas y muy informadas.
      Te invito a que leas el apartado “Beneficios del apoyo continuado de una Doula” en este blog, o que investigues por tu cuenta, hay estudios científicos que corroboran los beneficios para la madre-padre y para el bebé de contar con la presencia y el acompañamiento de una Doula. Me parece adecuado destacar, que las Doulas surgen de una forma espontánea en un intento de reducir los altos costes de quirófano y farmacia en un gran hospital de Guatemala. Están cubriendo una necesidad real, sino no proliferarían.

      La palabra Doula no aparece en el diccionario de RAE, pero si aparece su figura en el documento emitido por el Ministerio de Sanidad “Estrategias para la atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud”. Últimamente estamos teniendo presencia en los medios de comunicación masivos, este vídeo es de una noticia del Telediario : http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/doulas-cada-vez-mas-solicitadas-espana/1490888/

      Conozco matronas y doulas que colaboran estrechamente entre sí, cada una desde su cometido y ámbito, sin intrusismo ni malestar por ninguna de las partes.

      Contestando a tus preguntas, sobre si me creo con la capacidad de poder acompañar a lo padres “en cualquier decisión que tomen”, mi respuesta es SI, en base a que soy una experta, desde el ámbito de la psicoprofilaxis, en embarazo, parto y posparto. Se reconocer cuando todo está bien o cuando se desvía de la normalidad, nunca acompañamos solas, es decir, sin la presencia de una matrona o ginecólogo, en el caso de un parto, por ejemplo. También sabemos derivar.

      Si el ámbito emocional y psicológico hubiera estado atendido, las Doulas no habrían sido necesarias. En la formación que he hecho había una matrona, y estaba allí por que necesitaba más herramientas para acompañar el proceso de la mater-paternidad desde un espacio más humano, atendiendo los aspectos emocionales, psicológicos y espirituales.

      Lo bueno de que haya diferentes opciones, es que aporta libertad al que elige. El tema no es matrona o doula, no se contraponen, se complementan y colaboran para que la experiencia de gestar, parir y criar sea satisfactoria para las familias, para que el nacimiento de nuestros hijos sea amoroso y consciente.

      Y de nuevo, gracias Laura!!

  2. Si tan “experta” y formada te consideras, deberías saber, que el trabajo de la matrona no es sólo un “seguimiento médico”, sino que también, entre una de sus muchas funciones, se encuentra la de estar a lado de la mujer e informarla para que tome decisiones conscientes sobre su embarazo, parto y puerperio. La matrona de atención primaria lo hace a lo largo de toda esa etapa, y la matrona del hospital, le apoya durante el parto. A las matronas nos encantaría ser la misma matrona la que le acompañara durante el embarazo y el parto, pero nuestro sistema sanitario no lo permite.

    Si la figura de la “doula” surgió, fue ante la ausencia de personal formado y ante un ratio no adecuado de matrona-mujer, si hubiera habido mas matronas ¿de verdad crees que hubieran recurrido a personal no profesional? Dime, ¿qué hace una “doula” que una matrona no pueda hacer? La matrona por el hecho de tener conocimientos médicos, ¿se olvida o no puede trabajar el terreno emocional? En España, durante años, también ha habido una escasez de matronas (no hubo formación de matronas), pero en la última década han disminuido los nacimiento y ahora, el ratio matrona-mujer es el adecuado, el que nos hubiera gustado tener siempre.

    Te animo a que seas tu quien se informe y leas “La estrategia de atención al parto normal” y veas quien es el profesional adecuado para acompañar a la mujer durante este proceso.
    Y te animo también, si te apasiona la profesión más bonita del mundo, a que te formes como enfermera, superes el acceso a la especialidad obstétrico-ginecológica, y superes dos años de dura residencia. Sólo entonces, podrás decir con coherencia que “sabes reconocer cuando todo está bien o cuando se desvía de la normalidad”.

    Un saludo.

    • Otra clave, el sistema sanitario y lo que permite. Se que las matronas estáis formadas para sostener psicológica y emocionalmente a la madre también para que tomen decisiones conscientes con respecto a su proceso. No conozco tu práctica, seguro que atiendes los espacios emocionales y psicológicos del proceso, muchas matronas lo hacen, he tenido el placer de conocer a muchas, el tema es ¿ se hace ? así en general me refiero.
      El sistema médico y el sistema de creencias sociales imprime limitaciones a este buen hacer, y tú cómo matrona seguro que lo has visto, y si para ti es importante la humanización del nacimiento, lo habrás sufrido.

      Cito textualmente “la Estrategia de Atención al parto normal” página 64
      “Acompañamiento durante el proceso
      Descripción
      Permanencia en forma continua de una persona acompañante elegida por la parturienta (pareja, familiar, amiga) o personal sanitario (partera, doula, enfermera) que brinde apoyo personalizado durante el parto.”
      El texto que sigue es muy interesante, no lo voy a pegar todo, solo quiero señalar el reconocimiento de Ministerio de Sanidad a la figura de la doula. Si alguien tiene interés en leerlo entero, puede hacerlo aquí http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/estrategiaPartoEnero2008.pdf
      Una apreciación sobre este copia y pega, no es equiparable la Doula a la matrona, son funciones diferentes y complementarias, el hecho de que haya una doula no exime de la presencia de una matrona y a la inversa. Nunca estaría en un parto sin la presencia de una matrona o de un ginecólogo.

      Lo que hace una Doula que no puede hacer una matrona, no porque no esté formada para ello, sino mas bien por cómo está organizado el sistema médico, es primero que es elegida por la madre-familia; el apoyo es personalizado y adecuado a las necesidades de cada momento; no tiene un protocolo que cumplir; tiene una presencia y disponibilidad constante desde que deciden transitar juntas el proceso de embarazo, parto y puerperio; su presencia no depende de los turnos del hospital; apoya, escucha y sostiene lo emocional, psicológico y espiritual de la mater-paternidad; las doulas estamos muy enfocadas en la humanización del nacimiento, en los partos respetados, en que la toma de decisiones sea hecha por las madres-padres, la matrona puede que si o puede que no… y podría haber mas diferencias pero creo que entrarían en el ámbito de la calidad de la persona que atiende y no tanto en la formación o práctica de su servicio.

      Una cosa es reconocer cuando algo sale de la normalidad y otra intervenir en ello. Poniendo un ejemplo tonto, yo sé reconocer cuando se me ha roto una tubería, y entonces llamo al fontanero, no lo arreglo yo.

      No hay competencia ni intrusismo entre estas funciones, Matrona y Doula, hay complementariedad y apoyo mutuo. Si las Doulas no somos necesarias en la atención al embarazo, parto y puerperio desapareceremos de forma natural, así como se extinguieron los dinosaurios, no hay que inquietarse.

      Gracias por fomentar un debate que enriquece tanto.

  3. Mi nombre es Carmen. Soy matrona. Me gustaría aportar mi visión en este debate. Las matronas somos profesionales capacitados para atender la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer en sus facetas preventiva, de promoción y asistencia del embarazo, parto y puerperio normal y la atención al recién nacido sano hasta el día 28 de vida. Somos por tanto profesionales responsables y autónomos para ejercer estas competencias y así es regulado por la ley a día de hoy.

    Es cierto, por otra parte, que las sociedades son dinámicas, están compuestas por personas en continuo proceso de cambio y evolución. Pero las regulaciones normativas suelen ir más despacio que los cambios sociales. La evolución social, por tanto, genera una adaptación legislativa posterior.

    La presencia de las doulas es una realidad bien conocida y desarrollada en otros países. En mi afán investigador y, tras leer vuestros comentarios, he hecho una revisión bibiográfica en pubmed y hay una importante cantidad de evidencia científica (en inglés) sobre los beneficios que reporta una doula acompañando a una mujer en el embarazo, parto y puerperio, tanto a nivel de satisfacción materna/familiar como en ahorro económico. Por supuesto que las doulasvan acompañadas por una matrona, trabajan en equipo con ella. Cada una de estas profesionales conoce sus funciones y se respetan mutuamente. Hay conocimientos comunes y otros específicos de cada profesión. Todas las profesiones comparten una parte de conocimientos y habilidades con otras profesiones pero después hay competencias específicas. Lo que crea conflicto en España es que la figura de la doula no está regulada normativamente. Pero eso no quiere decir que no vaya a estarlo dentro de unos años porque la figura ya ha surgido, porque ya existe en otros países y funciona exitosamente con evidencia científica que la avala, y porque, como he dicho antes, primero acontece el cambio social y luego el legislativo. Hace unos años era impensable que la figura del padre estuviese presente en el paritorio. Hoy es excepcional que un padre no esté en el nacimiento de su hijo acompañando a su pareja. También sobre esto hay evidencia científica que demuestra los beneficios de la pareja o el familiar elegido por la mujer en el parto.

    Y también necesito expresar desde aquí que, por desgracia, yo no creo que ya estemos en el ratio adecuado matrona-mujer. Lo deseable sería que hubiera una matrona por cada mujer que está pariendo a su hijo y desde mi experiencia esto dista mucho de la realidad. Además en los últimos meses la admistración ha disminuido el número de matronas en plantilla por lo que tenemos que atender el mismo trabajo con menos personal. No hablemos ya de las matronas de primaria que acompañan en el embarazo y el puerperio una cantidad de mujeres que supone por ejemplo que una sola matrona atiende tres o cuatro pueblos con una población de varios miles de mujeres. Y hay muchas matronas en paro.

    Francamente yo no creo que las doulas hayan surgido por la escasez de matronas ya que en los países donde la ratio matrona /mujer es adecuada (1:1) también existen doulas y ambas trabajan en colaboración. Podemos debatir el por qué del origen de esta profesión. Opiniones habrá miles, todas respetables, pero no podemos negar ni paralizar el avance de la evolución hacia delante de las sociedades, cada una a su ritmo, pero el avance siempre es hacia delante.

    Así como las mujeres paren nuevos hijos, las sociedades dan a luz nuevas profesiones. Es nuestra responsabilidad encontrar caminos desde los que trabajar uniendo esfuerzos, donde todos, unos y otros, nos sepamos valorados, creando un entorno en el que los bebés puedan nacer sintiéndose respetados en sus ritmos y sus necesidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s