Archivo de la etiqueta: Embarazo

El principio de la Vida.

Estándar

El principio de la Vida es cooperación, vibración y simpatía.  Es un mito que la fecundación ocurra en competencia, que es correlato de jerarquia y en la Vida no hay jerarquias sino fenómenos y funciones diversas. 

La concepción es el momento en el que se siente el deseo de tener un hijx, que es diferente del momento de la fecundación donde el deseo se materializa y se unen las células del padre y de la madre.  Haciendo un simil con planear y hacer un viaje, la concepción es la idea de irte de viaje; la fecundación es cuando compras los billetes; el momento de la implantación como coger el avión; el nacimiento es llegar a tu destino.

La naturaleza siempre tiende al equilibrio yin-yang, comprensando lo deficiente y tanto es así que el sexo del bebé que se concibe está influencido por la vitalidad de los padres, siendo niña si el padre está mas vital que la madre y niño si la mujer tiene mayor vitalidad y es mas activa.

Lee el resto de esta entrada

Círculo de Mujeres Embarazadas

Estándar

Un espacio donde nutrirnos de Alegría y Confianza durante la gestación.

mejeresEmbarazada

El Círculo de Mujeres embarazadas no es una preparación al parto. No tenemos que prepararnos porque ya la biología se encargó de eso, lo tiene todo previsto y bien diseñado. Para parir solo hace falta estar embarazada, todo lo demás sucede, por sí mismo…concebir, engendrar, parir y criar. Conocer el proceso, confiar en el cuerpo y en su capacidad nos ayudará a vivir la experiencia con mayor consciencia, con responsabilidad en la toma de decisiones; a permitir que el programa biológico basado en el Amor y el Cuidado Mutuo se despliegue. Lee el resto de esta entrada

¿De dónde he venido?

Estándar

gustav_klimt_mother_and_child

“¿De dónde he venido?
¿De dónde me tomaste?”
Esto preguntó el bebé a la madre.
Ella respondió, un poco llorando, un poco riendo,
y apretando a su hijo contra el pecho:
“Estabas escondido en mi corazón como un deseo, mi cielo….
Estabas en mis juegos infantiles de muñecas;
y luego con arcilla modelé la imagen de mi dios cada mañana,
te hice y te deshice en ese momento.
Estabas en el vientre de nuestra divinidad hogareña,
y al adorarla te adoraba a ti.
En mis esperanzas y amores,
en mi vida, y en la vida de mi madre has vivido tú.
En el cuenco espiritual de nuestro hogar fuiste cuidado por siglos.
Y cuando en mi juventud mi corazón abrió sus pétalos,
lo rondabas como una fragancia.
Tu ternura floreció en mi juvenil esencia,
como un resplandor en el cielo, como un amanecer.
El primogénito querido del cielo,
mellizo de la luz de la mañana.
Has flotado por la corriente de la vida del mundo
y finalmente te quedaste en mi corazón.
Contemplo tu rostro y el misterio me invade;
tú que a todos perteneces ahora eres mío.
Y por miedo a perderte te abrazo contra mi pecho.
¿Qué magia ha atrapado el tesoro del mundo en estas manos mías?”
TAGORE
Imagen: Gustav Klimt, Mother and Child