Querida. Gracias por el encuentro. Estoy pletórica y llena de energía. Cuatro más y me coloco en una estrella, je,je…Un beso. “B

MEEEENUUUDO viaje!!!!!!!!!! Yo he necesitado algo de tiempo para reaccionar de manera consciente ante tan impactante vivencia, de manera inconsciente las reacciones empezaron en ese mismo momento….. decir que estoy feliz, encantada y ENORMEMENTE AGRADECIDA. Todavía sigo asombrada de hasta donde se puede llegar a viajar…..para mi ha sido muy importante, Gracias por acompañarme!” A.R

Decirte que después de estos días:

– Siento las piernas mucho más ágiles.

– La cintura y las caderas relajadas, a pesar de que hago estiramientos a diario y algo de yoga, esta zona me duele hacia la columna y siempre la tengo en tensión. Ahora mismo está sin peso y me cuesta mucho menos el movimiento de caderas. ¡Me encanta!.

– Otra cosa que noto relajada, es la mandíbula.

– Quizá algo más en sintonía con el resto de las mujeres del mundo,…?. Un importante descubrimiento, el ver que a todas nos pasan y preocupan cosas parecidas,… esto hace más llevadero el camino de ser mujer en este mundo masculino.

– Me resuena los cantos y melodías de estos días y me apetece bailar de continuo y cantar. de hecho esta mañana lo hice con las canciones que ha enviado Rosa.

Además un gran silencio mental, limpieza y purificación.

Gracias por estos días.” B.

Menuda experiencia la vivida el pasado fin de semana en Gredos, guiada por Almudena, totalmente transformadora y totalmente recomendable. Ojalá todas la mujeres tuvieran la oportunidad de vivir una experiencia como ésta.

{…}

En Almudena hemos encontrado el arquetipo de la mujer salvaje y libre, y con sus sutiles ejercicios nos ha ido llevando por el viaje de conocernos más a nosotras mismas, sentirnos, ir dando pasitos liberadores, abriéndonos cada vez un poco más y a ratos perdiendo el control con los bailes. Ya está en nosotras la semilla de la mujer libre, ahora toca cuidarla para que germine.

Nunca me había sentido tan ligera y libre, sin juicios, integrada en un lugar mágico, feliz, sin prisas, simplemente existiendo, relajada y sin preocupaciones. Un espacio fuera del mundo real.

Maravillosa la conexión que se crea con mujeres que se acaba de conocer, todas diferentes y aportando su parte que les hace únicas y genuinas.

¡Qué bonitos regalos me hace la vida a veces!

Hoy es el día después. Me siento tan a gusto que hoy no me ha apetecido salir, me siento relajada y en paz, asimilando lo vivido mientras pongo lavadoras y escucho música. Estoy a gusto conmigo misma, con mi nueva yo.

Me he permitido bailar un ratito, confío en que las danzas conmigo misma se hagan parte de mi rutina para que no se borre de mi memoria esta bonita experiencia.

¡Gracias, Almudena!”R.V.

Estoy haciendo las prácticas, leyendo el libro y escribiendo mi diario para poder entender y aceptar mi ciclicidad.

Me está gustando sentir mi utero, sentir como respira y algo muy curioso quiero sentir mis pechos sin la presión del sujetador, libres, estoy probando…” M.M

he estado escribiendo sobre el encuentro en un cuaderno que, “casualmente”, no había estrenado, esperando a atreverme a hacer un viaje yo sola. En cierto modo, esto ha sido un viaje hacía mi misma, así que !qué mejor momento para estrenarlo!

Mucho aprendizaje, si, espero saber traerlo a mi vida. Parar, sentir el camino, elegir desde la libertad. Un abrazazo fuerte.” R.V

las sesiones con Almudena ha sido el vehículo para consolidar otros trabajo hechos anteriormente y para potenciar por ejemplo el trabajo que se hace en tai-chi. Tuve la suerte de tener un grupo de trabajo excelete y una maestra maravillosa.

Me emociono al recordarlos. El cariño, la entrega, la sinceridad, la valentía del grupo era contagiosa y flotaba en el ambiente. Sentí como mis compañeros, unos desde el principio y otros poco a poco compartían sus vivencias y dejaban su alma al descubierto. Y sentí como todos y cada uno de nosotros dejaba parte de sus penas en las sesiones y éstas se diluían y desaparecían dejando en nosotros alegria, amor, comprensión. Esta sensación, cada día era más permanente en el tiempo.

De hecho, al escribir esto, que pretendía ser unas línea y se está prolongando, me siento como me sentía tras salir de las sesiones, tranquila, alegre, amorosa y esperanzada.

Gracias Almudena por pedirnos que escribiéramos, por que me está resultando muy curativo y reconfortante.” P.C.

Resulta muy complejo expresar con palabras los beneficios que la Bioenergética produce en tí, ya que es algo que principalmente se vive, se experimenta… Lo que tengo claro es que para mí el ciclo de Bioenergética marcó un antes y un despúes. Ni sabía bien lo que era cuando decidí apuntarme, pero es de esas cosas que sin saber como, algo te dice que tienes que hacer. Para mí fue distinto a todo lo practicado anteriormente. Llevo mucho tiempo en el camino de encontrarme a mi misma y tomarme la vida de de otra manera, y digamos que a nivel cognitivo llevaba bastante camino recorrido, sabía muchas maneras de estar mejor, pensar positivamente, dejar que la vida fluya, experimentar sin aferrarte… Pero a la hora de la verdad, a la hora de enfrentarte a acontecimientos que movían los cimientos, el aspecto cognitivo no era suficiente para mantener la estructura en pie y salían los automatísmos, las conductas aprendidas y grabadas tanto en nuestra cabeza como en nuestro cuerpo… Pues bien, para mí uno de los cambios más importantes que consigue la bioenergética es precisamente eso LIBERAR, vaciar para poder volver a llenar, estaba llena de todo lo anterior, de todos esos esquemas que quería cambiar, por eso, por más que me empeñara, las cosas nuevas no se anclaban en mí… Pero poco a poco, según iban pasando las sesiones, iba notando como si me quitara lastre, de manera que todo lo nuevo iba cogiendo sitio en mí sin que me diera cuenta y fue al verme a mí misma reaccionando de distinta manera cuando empecé a notarlo. Ha sido como coger un billete “express”. Lo que parecía un camino lento y trabajoso se aceleró de manera sorprendente…

Otra de las cosas que más me ha aportado ha sido el prestar más atención a mi cuerpo, a lo que realmente quiero, a lo que realmente siento, a lo que realmente he de hacer… Las sensanciones se acentúan, la intuición se incrementa y ya no he de estar con debates internos interminables sobre que opción elegir, que será mejor, que peor… ¡la solución viene sola!, el flujo de pensamientos ya no tiene tanta importancia, porque he dejado de prestársela, las decisiones que tomo siempre son y serán las correctas ahora…

No se si se entiende bien lo que explico, como ya dije es algo más vivencial…
No puedo terminar sin mencionar al maravilloso grupo que tuve en mi ciclo, todos muy distintos pero todos iguales, nos compenetramos, nos cohesionamos y nos aportamos aquello que necesitabamos unos a otros, como un extraño puzzle donde todo encajaba a la perfección. Y todo gracias a esa estupenda maestra que nos allanó el camino a todos, GRACIAS!” V.R.

Me siento contenta. Estoy muy sorprendida con todo el movimiento y vibración que siento por todo mi cuerpo y en especial en la zona de la matriz y la vagina.

No se como explicar la sensación tan intensa y tranquilizadora de saber que me encontré conmigo misma y con mi esencia. Estoy dispuesta a sentirme, a cuidarme y darme lo que necesito.” E.D.

el momento al salir del Inipi, llenas de Tierra, después de haber estado cantando, sudando, riendo, llorando, agradeciendo y pidiendo adentro, sin sentir el mas mínimo pudor ni vergüenza. Agusto con mi cuerpo.

Se despertó una memoria antigua de fortaleza que me acompaña desde entonces.”A.I.